Laguna de Aculeo, crónica de una muerte anunciada.

Laguna de Aculeo, crónica de una muerte anunciada.

Resulta increíble cómo se ha logrado desinformar y confundir a la opinión pública acerca de las causas que han llevado al desecamiento y muerte de la laguna de Aculeo. El manejo que se ha hecho del tema a través de los medios sobre la problemática del agua en nuestro país ha responsabilizado al cambio climático y a una supuesta sequía de la escasez hídrica que sufre gran parte del territorio nacional. Es decir, se ha hecho un manejo político del tema, alejando del público conocimiento las verdaderas causas del problema.

Lo que ha sucedido con la laguna no es ajeno a esto. Hemos visto al alcalde de la comuna y a diversas personalidades referirse a la “aguda sequía que hemos sufrido estos últimos años” para así justificar la falta de agua. Así como, a nivel nacional, no se menciona la extracción indiscriminada que realizan las empresas mineras y agrícolas, sumado a las plantaciones de pinos y eucaliptos que agotan los acuíferos. Pero no, se culpa al cambio climático para desviar la atención e invisibilizar a los verdaderos responsables.

Y en el caso de la laguna, no es el cambio climático o la “sequía” la causa de su desecamiento. Ha sido una constante y paulatina destrucción del medioambiente por la tala e incendio de bosques nativos, la extracción de tierra de hoja, la disminución dramática de la biodiversidad, la agricultura intensiva y la presión inmobiliaria. Estos dos últimos factores son los que han consumido las aguas de la laguna, las napas freáticas y los cauces naturales que la alimentan. Debemos entender que la laguna (12km2) y su cuenca inmediata (90km2) constituyen un sistema cerrado, que no recibe aportes hídricos del exterior, su única fuente de alimentación son las precipitaciones. Cuando se extrae más de lo que recarga, el balance es negativo y cuando este proceso continúa en el tiempo, se produce el agotamiento del recurso. En esa etapa estamos en la actualidad.

Hoy se planea irresponsablemente el llenado artificial a través de aguas traídas por el canal El Aguilino desde el río Angostura, ocupando el exceso de caudal durante las crecidas invernales. Esto plantea, en primer lugar, el que la laguna deja de ser un cuerpo natural para convertirse en una especie de estanque que se debe llenar periódicamente. Pero lo más delicado no es eso. Sabemos que uno de los factores de destrucción de un lago es el embancamiento. Esto consiste en la acumulación de sedimentos en el fondo que terminan colmatando el cuerpo de agua hasta llenarlo y convertirlo en un llano. Este es un proceso que en la naturaleza puede tomar muchos miles de años, pero que, acelerado por el hombre, puede destruir un lago en corto tiempo. Las aguas del río Angostura acarrean gran cantidad de sedimentos, sobre todo durante las crecidas. Estos sedimentos, depositados año tras año en el fondo de la laguna, terminarán por llenarlo y convertirlo en una llanura, lo que sellará para siempre el destino de lo que alguna vez fue un símbolo de Paine. Esto podría mitigarse a través de decantadores que quitaran una parte de los sedimentos. Pero se trata de un método muy costoso que ningún privado va a asumir.

Y esto nos lleva a la pregunta final: ¿para qué queremos laguna? En la actualidad, todo el borde costero se encuentra en manos privadas al punto que no existe libre acceso a la ribera. ¿Vamos a pedirle al Estado que realice costosas inversiones para uso y goce de unos pocos?

Lamentablemente, la muerte que anunciamos hace más de dos décadas ya es una realidad y ya es demasiado tarde para tomar medidas de mitigación, demasiado costosas y difíciles de implementar. Debemos enfocar nuestro esfuerzo en la protección de las cuencas para evitar su desertificación, proteger la flora, la fauna y las fuentes de agua para que Aculeo no tenga el mismo destino que su laguna.

Arturo Ellis Monreal

Geógrafo, U de Chile

RUN  6.827.921-6

Cel 994410263

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.