En la búsqueda de alimentos que le hagan más llevadera la vida a los diabéticos, la odontóloga Pamela Pino y el agrónomo Roberto Koch llegaron a una inesperada revelación culinaria: crearon la primera sopa deshidratada en polvo de legumbres “made in Chile”.

Con lentejas rojas turcas y avellanas chilenas, los jóvenes emprendedores dieron vida a un producto 100% natural, que se prepara en diez minutos y que además no produce malestares digestivos.

Desde la Región de La Araucanía, Pino y Koch trabajaron en este proyecto con el apoyo de Corfo, Incubatec Ufro y del Centro de Innovación Sur de CeTA (Centro Tecnológico para la Innovación Alimentaria), de Temuco.