Rocío Marengo (39) llevaba tres meses feliz, en su salsa, como refuerzo de Viva la Pípol en CHV, con su amiga Pamela Díaz. Sin embargo, el 18 de octubre su trabajo soñado se acabó abruptamente con el inicio de las manifestaciones sociales en Chile.

“A partir del estallido social Viva la Pípol dio un giro. Se reacomodó a la actualidad, se puso más periodístico y todos los que estábamos haciendo humor en este nuevo formato quedamos afuera”, recuerda la transandina, que este 2019 cumplió 15 años de carrera en Chile, donde hace rato tiene su departamento e íntimos amigos. “Siempre estoy en ambos lados”, dice por su dualidad chilena-argentina.

Pero su “cesantía” televisiva duró la nada misma, ya que a las semanas se le abrió la opción de sumarse a MasterChef Celebrity, de Canal 13. Rocío aceptó la oferta y esta semana se oficializó su participación en el espacio de cocineros, a grabarse en Bogotá, Colombia, a partir de enero.