Fuente: CIPER

Caso Basura: Fiscal Morales mantuvo relación con testigo clave y la asesoró en documento donde ella se desistía de acusaciones.

PERSECUTOR RECONOCIÓ QUE ENTONCES TENÍAN UNA ESTRECHA AMISTAD Y QUE DESPUÉS FUERON PAREJA

Paula Díaz, la testigo clave del Caso Basura, uno de los mayores escándalos de corrupción municipal que se diluyó en la nebulosa, declaró en el juicio que fue pareja del fiscal José Morales, y que entre 2012 y 2013 él le redactó una minuta donde ella se desistía de las acusaciones iniciales en el caso, las mismas que le permitieron a la Fiscalía procesar a decenas de dirigentes políticos de varios municipios de la Región Metropolitana. Según la versión de Díaz, Morales le planteó que no había problema en firmar esa minuta, porque luego igual podría declarar en el juicio. Ese documento fue utilizado por las defensas de los imputados para restarle credibilidad al testimonio de la principal testigo. Morales reconoció ante el tribunal que fue pareja de Díaz, aunque negó haber sido el autor de la minuta.

 

Ella era la testigo clave del juicio por el Caso Basura, y el jueves 7 de noviembre de 2019 estaba sentada en el estrado del 5to Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, en medio del juicio que buscó establecer responsabilidades en la mayor trama de corrupción municipal que ha conocido el país. Cuando llevaba más de una hora de declaración, Paula Díaz -abogada y ex esposa del principal acusado, el ex concejal por Maipú, Marcelo Torres-, se incomodó cuando le pidieron responder una pregunta.

Uno de los abogados de la defensa le preguntó quién había sido el penalista que le redactó una minuta donde se desistía de sus declaraciones judiciales, las mismas declaraciones que le habían permitido a la Fiscalía comenzar a investigar la corrupción. Ella acababa de declarar que entre 2012 y 2013 había firmado una minuta que guardó en una notaría, donde prometía no prestar declaraciones sobre lo que sabía. También aseguró que esa minuta se la redactó un abogado penalista que la asesoró.

Entonces le preguntaron: “¿Me puede decir el nombre del abogado penalista que la asistió?”, y la respuesta de ella fue concisa: “No”. Durante 20 minutos se negó a responder. “Para protegerlo a él”, argumentaba. Finalmente el tribunal la apercibió, es decir, la obligó a responder si es que no quería ser arrestada y pagar una multa. Ahí recién accedió: “El nombre es José Morales”.

El fiscal José Morales -actual candidato a fiscal nacional- y Paula Díaz fueron pareja sentimental. Así lo reconocieron ambos durante el juicio por el Caso Basura, el que durante los últimos 10 años ha tenido a alcaldes, concejales y administrativos de distintas municipalidades procesados por la Justicia. Ella era la testigo clave, y la existencia de la minuta donde se desistía de sus declaraciones que, según su versión, le redactó Morales, fue utilizada por las defensas de los acusados para restarle credibilidad a su testimonio.

Tres años después este episodio fue mencionado por el senador Rodrigo Galilea (RN), durante la audiencia de la Comisión de Constitución del Senado que este lunes recibió a Morales para conocer su propuesta para el Ministerio Público.

Cuando ya habían pasado dos horas y veinte minutos desde que se inició la exposición de Morales ante los senadores, el fiscal enfrentó la pregunta más delicada que le hicieron los parlamentarios. Fue el senador Rodrigo Galilea (RN) quien sacó del archivo del Caso Basura un antecedente hasta ahora desconocido: el candidato a fiscal nacional del gobierno fue pareja de la testigo clave de esa trama de corrupción, y ella declaró que entonces Morales le aseguró que no había problema si es que ella firmaba la minuta donde se desistía de sus declaraciones iniciales, las mismas que le había puesto piso a la indagatoria. Según la versión de Paula Díaz, Morales le aconsejó firmar esa minuta, porque eso no le impedía declarar finalmente en el juicio, tal como ocurrió.

Fiscal José Morales.

Durante su exposición ante los senadores, Morales enfrentó las consultas sobre sus polémicas decisiones como persecutor -como archivar una causa inicial sobre el fraude en Carabineros o el lento avance del Caso Cascadas cuando estaba a su cargo-, pero fue la intervención de Galilea la que podría herir de muerte su postulación.

Según diversos senadores consultados por CIPER, la aprobación de Morales como nuevo Fiscal Nacional está en suspenso. Para ser confirmado en el cargo, debe contar con el apoyo de dos tercios del Senado (33 votos) y, hasta ahora, no tiene asegurado ese respaldo. Puede que su situación se complique aún más, porque el senador Galilea no expuso todos los antecedentes que existen en la causa del Caso Basura sobre la participación de Morales.

La trama sobre coimas pagadas a concejales, administrativos y dirigentes políticos de distintas municipalidades de la Región Metropolitana, por parte de empresas dedicadas a la recolección y destinación final de la basura, agarró vuelo cuando en 2012 CIPER logró entrevistar a Paula Díaz, entonces esposa de Marcelo Torres, quien era concejal por Maipú y administrador de la Municipalidad de Cerro Navia. Ella señaló que su marido se reunía en su casa con otros concejales de Maipú, y que les repartía dinero que obtenía de la empresa KDM para asegurarle a esa compañía millonarias licitaciones públicas (vea “Mujer de concejal de Maipú dice que en su casa se hicieron reuniones para favorecer a KDM con millonario contrato municipal”).

Entonces Paula Díaz se transformó en la testigo clave del caso. En paralelo, ella estaba enfrentada en tribunales con su entonces marido, a quien acusaba de violencia intrafamiliar. Lo que, hasta ahora, nadie sabía, es que el fiscal José Morales los conocía a ambos desde inicios de los ‘90, cuando fueron compañeros de curso en la Universidad Central. Lo que tampoco era conocido es que Díaz declaró en Tribunales que cuando se separó de Marcelo Torres, inició una relación sentimental con Morales.

En 2013 la investigación judicial sobre la corrupción del Caso Basura avanzó y el Consejo de Defensa del Estado se querelló contra Torres. CIPER publicó los antecedentes contenidos en esa demanda, y entonces la Fiscalía Centro Norte inició una causa de oficio que se mantuvo secreta. El fiscal a cargo fue José Morales. No hay constancia de que entonces él haya advertido a sus superiores de su conflicto de interés, por conocer desde hace 20 años a los principales involucrados.

El Caso Basura se expandió como pólvora por distintos municipios de Santiago. Se investigaron aristas en Maipú, Cerro Navia, Colina y Ñuñoa. La gran mayoría de los imputados han sido absueltos en distintos juicios que comenzaron a realizarse en 2019. Aún hay algunos pendientes de sentencia. Marcelo Torres, el ex concejal de Maipú, ex marido de Paula Díaz, y ex compañero de universidad de Morales, ha sido uno de los pocos condenados. En marzo pasado recibió condena por cohecho y lavado de activos.

MORALES EN EL CASO BASURA: LA VERSIÓN DE PAULA DÍAZ

El 7 de noviembre de 2019 Paula Díaz declaró como testigo en el juicio por la corrupción en el Municipio de Maipú relacionada con las empresas de la basura. Ese día, le dijo a los jueces del 5to Tribunal Oral en lo Penal de Santiago, que su ex marido, Marcelo Torres, le había pedido que se retractara de su acusación inicial: que él se reunía con otros concejales en su casa en Chicureo para favorecer a KDM en las licitaciones, y que les repartía dinero que era facilitado por la empresa.

El abogado Miguel Ángel Chaves, defensa de uno de los imputados -José Miguel Gutiérrez, exgerente de KDM-, le hizo la siguiente pregunta: “¿Se acogió en algún momento al derecho de no declarar contra MT (Marcelo Torres) ante algún funcionario público?” Y ella respondió:

– Recuerdo que firmé un documento en el período en que estábamos separados. Él insistentemente me solicitaba, por medio de su abogado, que firmara un documento en que me desdecía de todo lo declarado en la investigación por no haber estado dentro de mis facultades mentales. Recuerdo haber firmado un documento, pero no recuerdo qué era. Solo recuerdo que me hice asesorar por un abogado penalista, quien me señaló que no traería mayores consecuencias firmar dicho documento, afirmó Díaz en el estrado.

Entonces vino la pregunta clave: “¿Quién es el abogado?”, y la respuesta de ella sorprendió a todos en el tribunal: “No puedo responder, porque era mi pareja”. 20 minutos duró el incidente judicial, donde la defensa de uno de los imputados intentaba que ella respondiera.

En medio de esa incidencia ella dijo: “No es mi pariente, pero era mi pareja en esa oportunidad”, e insistió: “No puedo dar el nombre”. Se siguió debatiendo. La Fiscalía intentó que no respondiera, lo mismo el Consejo de Defensa del Estado (CDE, querellante en la causa). Hasta que el abogado defensor solicitó que Díaz fuera apercibida: arresto y multa para que contestara la pregunta.

Entonces ella accedió: “La verdad es que yo lo quería proteger a él, él es fiscal, relativamente conocido, ha llevado causas emblemáticas. Él siempre me ha apoyado en el área penal, porque más que clienta y abogado, somos amigos, y hemos sido amigos siempre”.

Juez: “Conteste la pregunta por favor”

Paula Díaz: “José Morales”

En su testimonio, Paula Díaz agregó que había firmado ese borrador, pero que no pensaba cumplir ante la justicia con el desestimiento de sus acusaciones. Argumentó que solo lo hizo como una estrategia en “la guerra judicial” que mantenía con su ex marido, donde se disputaban bienes comunes. También le puso fecha a ese borrador que habría firmado asesorada por el fiscal Morales, y que está resguardado en una notaría de San Miguel: entre 2012 y 2013.

Sobre su relación con el fiscal Morales, agregó que “se prolongó hasta, no recuerdo exactamente, nunca nos hemos distanciado”. Según ella, siempre han sido amigos cercanos.

Al final de su declaración, el abogado defensor -Miguel Ángel Chaves-, le preguntó si ella recordaba si José Morales había intervenido de alguna forma en el proceso por el Caso Basura: “No lo sé”, fue su respuesta.

LA VERSIÓN DE MORALES

El fiscal José Morales ha entregado dos versiones sobre este asunto. Ayer, ante los senadores de la Comisión de Constitución, dijo que no había nada irregular y que él le aconsejó a una persona que conocía que declarara la verdad y que colaborara con la investigación. No se refirió a la relación de pareja que mantuvo con Paula Díaz, ni se refirió a lo que ella dijo en el juicio: que el borrador donde se desistía de sus acusaciones había sido redactado por el propio Morales.

A lo que sí se refirió fue a la causa secreta que abrió en 2013, luego de que CIPER publicara los argumentos del CDE para querellarse. En ese tiempo Marcelo Torres, el principal acusado, era concejal por Maipú y administrador en la municipalidad de Cerro Navia, comandada entonces por Luis Plaza, uno de los alcaldes que estuvo procesado. Morales dijo ante los senadores que su causa no tenía relación con el Caso Basura, pero eso no es cierto. En todo caso, evitó profundizar. Esto dijo sobre su asesoría a Paula Díaz:

– En esa causa, una de las testigos -no de la causa de Cerro Navia, que no era testigo en mi causa tampoco-, me preguntó en una oportunidad, por correo electrónico, que le estaban señalando que no debía declarar en la causa de este señor Torres. Y mi respuesta fue como se la daría a cualquier persona que me consulta si una persona puede o no negociar su declaración en un tribunal de justicia, o negociar el contenido de su declaración. A cualquier persona que me pregunte esto, en cualquier circunstancia, en cualquier momento, una persona que trabaje conmigo, la conozca o no la conozca, yo le tengo que decir: ‘Mire, la declaración ante un tribunal de justicia y ante la Fiscalía debe apegarse estrictamente a la verdad’. Y fue la sugerencia que le hice en ese momento a esta persona, señaló el lunes Morales en el Senado.

También afirmó que no tenía impedimento legal para asesorar a cercanos: “Le quiero hacer presente que esto de ninguna manera puede ser considerado dentro de la prohibición que tengo como fiscal, (esa) prohibición es para el ejercicio legal de la profesión. Si se considera como prohibición del ejercicio de la profesión cualquier respuesta que de un fiscal a una persona… muchas veces las personas conocen que uno es fiscal, y uno las aconseja. Le puede decir: ‘denuncie, mire no denuncie, estas son las consecuencias de lo que usted va a hacer’. Mi respuesta es la que siempre le doy a las personas: denuncien los hechos, colaboren con la investigación y, por favor, concurran a declarar a tribunales”.

Pero cuando tuvo que declarar como testigo en el juicio del Caso Basura, el 27 de enero de 2022, entregó más detalles, y también una versión distinta respecto de si puede o no asesorar legalmente a personas debido a su rol como fiscal.

– De ninguna manera presté asesoría legal a Paula Díaz, pues tengo prohibición legal, afirmó Morales en el tribunal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí